Busqueda ::COSMETOLOGAS.COM - Belleza y estética profesional

Síganos

Piel

ver más
Piel seca y piel deshidratada: parecidas pero diferentes
Piel seca y piel deshidratada: parecidas pero diferentes

La sequedad cutánea puede confundirse fácilmente con una piel deshidratada, que es una condición temporal y reversible, un fenómeno que puede afectar a todos los tipos en un momento u otro de la vida provocado por una mala fijación y pérdida de agua. Cómo diferenciarlas.

Cómo afecta el envejecimiento a cada capa de la piel
Cómo afecta el envejecimiento a cada capa de la piel

El envejecimiento es acompañado por cambios en cada capa de la piel, afectando tanto a las formas como a las sustancias que contienen cada una de ellas. Los signos se manifiestan en la superficie de las tres: epidérmicas, dérmicas y subdérmicas. 

Tipos de exfoliantes y tipos de piel
Tipos de exfoliantes y tipos de piel

Exfoliando la piel se consigue eliminar las células muertas que se encuentran sobre su superficie y que, como con la higiene diaria habitual no alcanza para arrastrarlas, se requiere de la ayuda de agentes mecánicos o químicos.

Desarrollo de manchas hipercrómicas y acrómicas
Desarrollo de manchas hipercrómicas y acrómicas

Son variadas las presentaciones de las manchas. Tienen varias causas y diferentes soluciones, pero tengamos en cuenta que en ningún caso son a corto plazo. Para tratarlas, es importante saber cuánto tiempo hace que están, en qué tipo de piel y cuáles son sus orígenes.

Patologías cutáneas más frecuentes en la tercera edad
Patologías cutáneas más frecuentes en la tercera edad

Las más habituales tienen relación a factores genéticos: efecto acumulativo de la radiación ultravioleta, exposición a carcinógenos químicos, alteraciones producidas por el deterioro de órganos, el aumento de enfermedades crónicas con manifestación cutánea y la exposición prolongada o repetitiva a múltiples fármacos.

La vitamina A, fundamental para el equilibrio dérmico
La vitamina A, fundamental para el equilibrio dérmico

Todas las células de la piel dependen de la vitamina A para su multiplicación y descamación. Este proceso de renovación mejora visiblemente el estado, la elasticidad, la apariencia y la hidratación cutánea, resultando muy útil en pieles secas y deshidratadas.